GUIARTE Y TÚ

ENTREVISTA
Aurora Bravo (Pintora – Artes plásticas).

Preguntas:

1- En tu opinión ¿de dónde surge tu interés por la Pintura?

La verdad es que no se trata de interés, yo pondría otra u otras palabras para definir algo difícil de expresar, 

si no es haciéndolo, quiero decir pintando.

Más que interés es una necesidad vital que nació conmigo, está intrínseca en mis genes en mi esencia.
No concibo. Para mí no existiría la vida, si no es pintando, lo hago prácticamente desde que
nací, prefería un lápiz antes que un sonajero.
Esa necesidad vital es como respirar, comer, dormir, amar…todo es parte de mi normalidad, es
más.
Creo que yo no elegí pintar. Se que la pintura me eligió a mí. (No hay nadie más en mi familia y
allegados en el arte, excepto mi padre que le encantaba la pintura y la escultura). Y que hoy
hemos tenido la gran suerte de conservar su legado. Algunas de sus creaciones realizadas
antes de su partida.

2- ¿Cuál es tu historia dentro del mundo del Arte?
Va a ser difícil resumirlo en unas frases ya que llevo más de 50 años sin haber dejado
de crear ni un solo día y desde niña en mi natal Carbajo hacia mis pinitos. Incluso y por
un tema escolar, dibuje con lápices de colores la tierra desde donde salían tres naves
hacia la lejana luna (el hombre aun no la había pisado). Y sigo pintando universos. Los
veía y los veo al cerrar los ojos.
Después toda mi familia nos trasladamos a Guipúzcoa, allí en Tolosa en el colegio San
José Hijas de Jesús la madre María Antón me presento al maestro Matxin Labaien.
Con el comencé mis primeras clases de pintura y vendí mi primer cuadro (un retrato de
bebé por encargo) después pasé a las clases en el museo de San Telmo en San
Sebastián, donde conocí a los maestros Eduardo Chillida y Rafael Balerdi qué aparte de
las clases en el Museo se reforzaban con otras en Andoain.
Estas grandes figuras grandes maestros fueron los que realmente me inculcaron el
valor del arte y la comunión que existe entre el artista y sus obras esto hay que añadir
las jornadas en la casa estudio de Vicente Ameztoy en Villabona.
Después me traslade a Burgos.

Y aquí se fortaleció mi amistad y mis conocimientos de arte con el gran pintor y
ceramista Francisco Espinoza Dueñas. Jornadas entrañables llenas de sensibilidad y
riqueza artística en su estudio de las Huelgas.
A mis 19 años ya tenía en mi un gran conocimiento que me habían transmitido estos
grandes maestros que más que su técnica, es sentir la pintura.
Y me trasladé a Madrid para iniciar Bellas Artes.
En esta época eran muchos los encargos, los viajes con exposiciones, las entrevistas
cuando en la televisión aun había cultura etc.…
Básicamente estos es mi formación.
En cuanto a las exposiciones comencé a los 12 años y hasta la última que hice en mi
propia galería Bravo, el año pasado, hasta que llego la pandemia (España, Francia,
Italia, Estados Unidos etc.)
En cuanto a tu pregunta
¿Cuál es mi historia dentro del mundo del arte? Simplemente me considero una
trabajadora del mismo en una búsqueda incesante. La historia de esa búsqueda es la
historia de ser una misma voz toda su verdad de tener la suerte de poder expresar
sentimientos, emociones, inquietudes, amor, Luz.
La historia de mi búsqueda en la propia vida.

3- ¿En tu trayectoria, ¿con qué trabajo te has sentido más realizada?
La verdad es que para mis todos los trabajos son importantes para realizarme como artista. En
unas aprendes lo que expresas en otros.
Más que en un trabajo concreto, me considero más realizada en mi faceta de investigación
dentro de la misma labor, La pintura, en la fusión de diferentes materiales y técnicas.
Como que cabalguen al unisonó oleo con tintas o acuarelas. Es decir, mezclar el aceite con el
agua, esto me apasiona al introducirme en el espacio tiempo que esto requiere. Dando lugar a
unos resultados muy ricos. Tanto en cromatismo como en textura
4- ¿Cómo definirías tu Pintura?
Yo no soy la más indicada para definir algo con toda la libertad que puedo abarcar
Un coleccionista lo bautizó como AURORISMO o pintura aurorita. Pero es difícil encontrar las
palabras adecuadas para expresar algo como…el color, la pincelada, la investigación. En
definitiva, la comunión de artista con su obra Comunión
5 – ¿Qué destacarías de tu actualidad y proyectos artísticos?
El baúl de los proyectos está repleto, todo artista cuanto más se desarrolla más sed tiene de
crear, incluso más si cabe en estos malos tiempos de pandemia. Ahora la luz y el color
imperan. Aparte de varias exposiciones lo q más me ilusiona es el proyecto del museo Aurora
Bravo en el pueblo donde vine a la vida. Mi queridísimo Carbajo, CACERES. Aparte de ser un
lugar mágico, está enclavado en el parque Tajo Internacional siendo reserva de la biosfera.
Este museo albergará obras de mis diferentes etapas de mi investigación artística tanto en
pintura como escultura etc. Con la idea de ser un referente cultural y en el futuro organizar
talleres, conferencias etc. y todo lo relacionado con la investigación. Promoción y expansión
del arte.

Y seguir, continuar siempre trabajando. Hay tanto que expresar¡¡¡¡
6 – En tu recorrido que es lo que más te ha emocionado?
Todo momento, cada instante…Una idea, una pincelada, todo el espacio que se respira, se
siente, se vive. En ese eterno ahora está presente la emoción.
Si no vibras no puedes crear., por ello no hay un trozo de tiempo concreto para emocionarme.
Si no todo lo que comprende este trabajo, esta vital necesidad de transmitir, de trasladar mi
emoción (a través de mis obras) al corazón de la persona que la admira.
7- Una frase para recordarte.
LA FUERZA DE LA SENSIBILIDAD

Josep Lluís del Río

Aurora Bravo nació en Carbajo (Cáceres). Y ya nació artista, de bebé ya hacía sus garabatos.
En la escuela fue destacable su dibujo de tres naves volando hacia la luna (aún el hombre no la
había pisado y el único tv que había era el del bar de tío Vicente con acordeón).
Sobre los 9 años toda su familia se traslada a Guipúzcoa. Donde ella es becada y comienza sus
estudios en el colegio San José Hijas de Jesús en Tolosa. Allí la madre María Antón, junto con
otras monjas y viendo la facilidad que Aurora tenía para las artes plásticas la llevan al estudio
del prestigioso pintor Matxin Labaien. Encantada con sus clases recibe el encargo y vende su
primer cuadro, retrato de un niño.
Posteriormente asiste a clases en el museo de San Telmo en San Sebastián. Asistida por el
maestro Rafael Balerdi, ocupándose este de ampliar su formación plástica le da clases
personales en el aula del ayuntamiento de Andoáin, donde también acudía otro grande
Eduardo Chillida.
Por aquel entonces Aurora ya comenzó a participar en exposiciones colectivas en Tolosa,
Cajas de ahorros y el Museo de San Telmo.
Posteriormente Aurora se traslada a Madrid para ingresar en la escuela de Bellas Artes en la
universidad complutense. A la edad de 11años comenzaron sus exposiciones. Las ha realizado
por medio mundo siendo paradigma de grandes y buenas críticas en la prensa mundial.
Aurora Bravo ha llevado el nombre de su tierra como bandera. Y el nombre de su Carbajo ha
salido tanto en tv, radio, redes sociales, así como en periódicos como ABC, HOY, DIARIO 16, .5
DIAS, WALL STREAT JOURNAL, LOS ANGELES TIMES etc…
Así como en la prensa especializada Gal art, El punto de las artes, Arte guía, El correo del arte,
Crítica de arte etc… (Pueden ver más datos en la página web www.aurorabravo.com).
Nada ha sido fácil. Todo es fruto de una vocación intrínseca mucho esfuerzo y un continuo
tesón, y sobre todo la necesidad vital de crear.
También hay que recordar las 2 obras que Aurora donó al pueblo de Carbajo y que presiden el
altar mayor de su iglesia. Siendo también su idea el hacer un retrato a su patrona Santa
Marina para que bendiga, ocupando un lugar privilegiado en el museo que tantas ganas tiene
de Carbajo, Extremadura.
Ella lo lleva en su sangre, en sus genes es parte de su historia y que algunos críticos ya han
llamado «leyenda”. Es decir en nombre de esta artista y su obra (que ya se estudia), pasará a
ocupar un lugar muy importante en la historia del arte.
Como ya es sabido y aparte de pintar su pasión es investigar con diferentes materiales y
técnicas. Sus últimas obras a base de agua y aceite. Es decir óleos y acuarelas están siendo
objeto de estudio por los más entendidos. Prueba de ello se ruega prestar especial atención
sobre la obra MADRE TIERRA. Tanto en su técnica, su contenido emotivo de alegorías al lugar
donde nació, así como al texto que la acompaña (tan sólo se ha publicado un extracto).
Aunque en el mismo se puede apreciar todo su amor y toda su sensibilidad, pasión por ésta. Su
tierra, siempre presente en sus pinceladas.
                                                                                     Recordemos la exposición que realizó en Valencia de Alcántara. En la Concejalía de Cultura                                                                                                              «CENTRO DE INTERPRETACIÓN»         Plaza de Gregorio Bravo (la Playa) del 20 diciembre 200